viernes, 8 de mayo de 2015

Prestado / Por Cedhot Arias



La poesía que habita todas las cosas, al amor no puede mas que evocarlo,
evocarlo siempre desde la memoria de todo, mirarlo de soslayo,
como quien mira a la hermosa mujer que se desviste en la casa contigua.
Como quien anhela el perfume que pasó atado a unas sólidas caderas.
Como quien se viste con unos ojos prestados, apresurados tarde arriba.
Como quien se enamora de la risa que trajo el viento extraviado en la vereda.
Así, poesía y poeta, van de la mano, desnudos, buscando abrigo.


Cedhot Arias
Mayo 2015

No hay comentarios.: