jueves, 24 de julio de 2014

En la noche / Por Mercedes de Pérez Freites



Yo he soñado muchas veces con un lago transparente,
Donde asoman los nelumbios sus corolas de cristal,
Con un lago que refleja las estrellas titilantes,
                                   Y las sombras sollozantes,
De los sauces que doblegan su cimera sepulcral.

Y ese lago está en un bosque silencioso y adormido,
Perfumado por los lirios más fragantes del abril,
Donde sienten los arbustos las oleadas de la vida,
                                   En la savia poderosa,
Y en la oruga que en sus ramas, convertida en mariposa,
Con el alba tiende ufana sus alitas de marfil.

Y he soñado que una noche turbadora y estrellada,
Bajo un cielo donde flota melancólico fulgor,
Una lancha corta el agua, como un cisne enamorado,
Y un doncel con voz sonora
                                    Va cantando a la que adora,

Desgranando con las rimas los ensueños de su amor.

No hay comentarios.: