miércoles, 19 de junio de 2013

Necedades / Por Cedhot Arias

Foto tomada desde: http://www.flickr.com/photos/markeell/3084249121/
Imagina: la ventana cerrada,

las hojas del cristal limpio
cubiertas por la levedad de
una cortina amarilla.
Y los latidos de mi corazón
permeando el translucido material,
sístole, diástole burlando la vidriosa
necedad hecha distancia.

Luego, abandonado el envase,
la materia inerte, el viaje, 
la lucha contra la brisa,
el maltrato de la garúa persistente;
ciertos fluidos como un papagayo
que se contrae y se expande
a ritmo del anhelo del tambor
de tus ojos.

Más tarde, resbalar por la cornisa,
deslizarse por las rendijas y rajaduras,
asentarse en los pliegues,
volver a permear, esta definitiva vez,
tu cuerpo de un lado al otro.

Cedhot Arias / Junio 2013

No hay comentarios.: