viernes, 31 de mayo de 2013

Un poema de Nestor Rojas


Uno cae de otro mundo
con los ojos
atados 
al amanecer.
Sólo sabe del cielo
y de la oscuridad.
Llega a la tierra
sin saber de la vida.
No conoce las cosas.
A poco tiempo
da un paso adelante
y se cae
y vuelve
a levantarse.
Entonces conoce la agonía.
El dolor de estar vivo.
Entonces se acerca a la muerte.

(Sobre Nestor Rojas por Francisco Arévalo: Guanipa Noticias)







2 comentarios:

Anónimo dijo...

Poeta: Qué saber de su blog y muchas gracias por incluir poema mío en él. Gracias. N.R.

Cedhot Arias dijo...

Saludos poeta, gracias por regalarnos con sus letras, y también por regalarnos con su trabajo fotográfico.