domingo, 17 de febrero de 2013

Piel y papel / Por Cedhot Arias





En el vientre escondes un libro inédito.
Las palabras se alojaron en él,
nuestras miradas se alojaron en él,
nuestras manos afiladas se alojaron en él,
nuestras lenguas insondables se alojaron en él.
Hay un libro inédito que emerge de tu cuerpo
con raíces en mi vientre.


Esa fina piel es un libro abierto entre tus piernas
ese rubor hinchado como un panfleto enamorado.
Salados los versos tropezando con mis labios
aladas palabras saltando de tus muslos a los míos
una y otra vez las palabras de tu vientre gozoso al mío.

Abandoné las palabras aprendidas de memoria,
las que me enseñó Pilar en aquellas
mañanas interminables de la escuela.
Abandoné la gramática de madera y grafito,
las lecturas en voz alta, la declamación,
la oratoria infertil de los anacoretas penitentes.

¡Palabras, palabras, palabras!
¡Palabras que se hacen al contacto de nuestros cuerpos!
¡Palabras inmundas de vida, orgullosas de sexo!
Palabras en el acto mismo de ser tu y yo una pavesa...
- luego- el ovillo, el último refugio de lo no escrito...
la ternura sembrada en el pecho, en las costillas
(En ese también delicado sendero entre los hombros y el cuello)

No hay comentarios.: