lunes, 20 de agosto de 2012

Piel de guarapo / Por Cedhot Arias



Sol de meseta sobre la mujer de Guanipa,
te miro, allá en el patio,
sorbo a sorbo el guarapo me recuerda tu piel.
Y sueño mientras tu riegas las matas,
te agachas y la brisa me trae tu olor a tierra mojada
florea la mañana en un pedestal de hojas verdes.

Rindo el café, sorbo a sorbo vuelo hasta tus axilas,
sorbo a sorbo respiro sobre tu cuello.
La brisa mueve el perejil
el agua brinca en una danza feliz
sobre la altamisa y el eucalipto.
Y yo desde el pretil, cerca de la puerta
te muerdo quedito las orejas
y sorbo a sorbito me voy bebiendo el café...
mientras te miro.

La taza se vacía y te echo un último ojo,
Umju piel de guarapo, dulces son mis deseos
caribes bajo tu bata húmeda de rocío.
Me tercio el sombrero y me ajusto
la correa - a pues mi primo quién pudiera-,
Piel de guarapo eres como
el culantro fresco, te me vienes en la nariz,
y me condenas a tu presencia todo el día.

Cedhot Arias

No hay comentarios.: