jueves, 8 de marzo de 2012

Mujer y misterio / Por Cedhot Arias


Hay misterios espirituales y científicos, misterios médicos y grandes misterios. Desde el cielo a la tierra, en el universo material y el de las energías sutiles el más hermoso misterio es la mujer. Una mirada que se antoja intima o milagrosa, el tenue rastro de un perfume, un hermoso seno que amamanta, una voz que susurra o que regaña, unas manos que amasan la harina de los nietos... una piel infinita como un camino desnudo que arrebata todas las pasiones, una lagrima que viaja hasta la tierra seca. 

Mujer, mujer, mujer, ¿cómo te llamas?¿Dónde estás?¿Cómo sabe el pan que en el horno tostó tu amor sin fin hecho horizonte del día y de la noche? Solo soy un hombre mujer, no tengo forma de vencerte, de derrotarte, de ganarme nada de ti que no sean tus brazos desde el día de mi nacimiento, hasta el de la muerte. Te amo. Te admiro.

No hay comentarios.: