jueves, 9 de septiembre de 2010

Quiero / Por Cedhot Arias


Creo en una poesía sencilla como el amor.
Decir por ejemplo…
“Vi, con estos ojos de gato enamorado
deslizarse entre los muslos
ecuestres de tu pasión y la mía
el tenue hilo del río que manaba de tu alma".

Estuvo entre mis dedos tu vientre
no hubo después  aire para respirar
ni vacío ni luces ni polvo de estrellas ni nada,
solo las cuatro paredes danzando sobre
los huesos frágiles de mi pecho
mientras gritabas: ¡te amo, te amo, te amo!...

No hay nada surrealista, ni pop
en tu vulva enredada como una serpiente
sobre mis caderas. Eras la hidra y yo el inframundo,
los  vapores del alucinógeno trote dislocado de tus venas,
y tus senos, y tus piernas como dos venados.

No hay sorpresa en esta mirada tendida
sobre el piso y exhausta…
quiero una poesía que sienta…
que muera junto a mi… entre las sabanas.

Cedhot Arias
03/09/2010 8:00 p.m.

No hay comentarios.: