miércoles, 18 de noviembre de 2009

Café (II) / Por Cedhot Arias


MG

Aroma de la brisa enamorada
en el rubor de las mejillas
en la escondida mirada de los deseos
en los ovillos que esconde tu vientre
en la saliva rumor de tus orejas

Aroma que sube aroma que baja
pasión que va y viene roja rosada
caliente
negra como el vello que puebla
el sendero de tus pisadas

Erecta, la taza, el seno virgen,
los labios suaves
como una torta de fresas amargas:
Probar, colocar la lengua, diferenciar
lo dulce de lo salado
hacer del cuerpo, montaña,
geografía desenfrenada.

Café, colado, tostado
en las pecas y los pecados
beber
temer
soñar un poco
el secreto lechoso, morboso,
del viento helado…

Mirarte a los ojos
-castaños, crisol, estaño-

Cedhot Arias
11/11/09
04:00 p.m.

2 comentarios:

Ophir Alviárez dijo...

Cuántas papilas en este poema...

Provoca,

Ophir

Alita dijo...

Cuanto sabor...muy lindo lo q escribes
Me tome la libertad de pasearme por tu blog..Espero no te moleste.
Besho!!...muy bello