jueves, 29 de octubre de 2009

Caricia de gata / Por Cedhot Arias


Es polvo en la tarde
esa mirada de gata fina,
ese obtuso ronroneo
de tus palabras.

Si atraviesas una uña
en mi pecho, elegantemente pintada,
puedes ser acusada de asesinato.
No hay inocencia en la premeditación,
el amor se desangra tristemente
en la alevosía.

Caricia de gata
anzuelo afilado sobre
la piel del alma.
La distancia de tus pasos a los míos
es tan angosta
como dos tenues miradas estelares.
Hay varios universos en tus ojos
y una galaxia larga
y multicolor de donde emergen sueños fríos.

Sobre el muro insomne
de la noche, puedo sentir
el crujir de tus caderas,
que se van, que no vuelan,
alondra del amor,
cena de gata.

Cedhot Arias
29/10/2009
07:00 p.m.

No hay comentarios.: