viernes, 24 de julio de 2009

Ahora / Por Cedhot Arias


Esta es la hora del día
en que nadie me habita
la hora infinita y ciega
aquella en la que soy un universo
descarnado, que duele.

Cedhot Arias

No hay comentarios.: