viernes, 24 de abril de 2009

Aromario / Por Cedhot Arias


Caído en el asfalto el cadáver de la hoja en blanco
el árbol continúa
su viaje inexorable
hacia la tierra
Cedhot Arias

I

Te vide bañada del tinto café las mejillas
anja, ansí, como el mismo cuerpo del amanecer
sobre las sábanas.

Ansí, ansí mismo como el olor de mamá
recostadas las piernas sobre la vida.

II

Umju, mujer, mujer, mujer,
me trepaste
me plenaste como el eucalipto
me asfixiaste
eran sólo los vapores
de tus deseos sobre los míos.

Cedhot Arias

2 comentarios:

rossana dijo...

Solo Dios es el verdadero Padre

rossana dijo...

solo tu eres importante en mi vida