martes, 17 de febrero de 2009

Hay quien te mira / Por Cedhot Arias

Hay quien piensa que el camino de tus ojos está plagado de recuerdos, y no es así.

Yo, que he visto brillar tus ojos a un suspiro de los míos, se que tus ojos anhelan un faro de luz sensible al tacto. Tus ojos, ventanas de tu cuerpo esbelto como una gran caravela conquistadora, son dos amplias velas que surcan el mar de mi poesía.

Los tomo entre mis manos como Jesús, el niño, el hijo del carpintero, el que sana los pajaritos y los echa al vuelo, libres en el cielo de su padre.

Tus ojos son la esfinge remota de una civilización que nunca conoció el significado de la palabra sexo. Que hizo de los gatos: dioses-oraculo del tiempo. Mascotas de la muerte.

Tus ojos son mi promesa silenciosa, la certeza de que algún día tendré la valentía para descorrer el velo que cubre tus senos, tu vientre, tus muslos, para que me mires con cada centímetro de la piel, y ya nunca, puedas escapar de mi mirada.


Cedhot Arias
17/02/2009
02:24 p.m.

1 comentario:

Ophir Alviárez dijo...

Hay quienes piensan, sí...

Hermoso, Jovencito...gracias!

OA